1. Skip to navigation
  2. Skip to content
  3. Skip to sidebar




Habitacion Compartida en Londres

Habitacion compartida en Londres

La mayoría de la gente joven que viaja a Londres, busca alojamiento en un piso compartido. También hay algún mayorcito que se atreve y, lo cierto, es que en estos pisos siempre suele reinar el buen rollo.

 

Los beneficios de compartir piso con más gente son dos principalmente. En primer lugar, que sale muchísimo más barato. En cualquier lugar del mundo es más barato, pero, en Londres, se nota de verdad el ahorro porque en un piso sin compartir, los gastos son elevadísimos. La otra ventaja es que no estaréis tan solos. Independientemente de la gente con la que compartáis, siempre es mejor llegar a casa y poder contarle a vuestros compañeros cómo os ha ido el día. Además, tened en cuenta que la gente que hay en la casa a vuestra llegada lleva más tiempo en Londres y seguro que os puede aconsejar sobre trabajos, academias, etc…

 

Si viajáis solos, lo ideal es alquilar una habitación individual sin compartir con nadie. Pensad que bastante vais a compartir ya: baño, aseos, cocina, etc… De manera que tener un espacio para uno sólo está bastante bien, porque todos tenemos momentos en que requerimos un tiempo de soledad, si lo podemos considerar así. Además, si viajas a una habitación compartida con alguien que no conoces, esa persona puede desaparecer en cualquier momento, quedando tú a cargo del precio total de una habitación doble, lo que es mucho peor que pagar una individual para ti sólo, y es que, a veces, intentar ahorrar puede acabar saliendo muy caro.

 

Si sois dos personas, podéis alquilar una habitación doble. Para la gente que va a empezar en Londres una nueva vida, esta opción es mucho mejor que una habitación individual para cada uno, porque además de que es mucho más barato, las habitaciones dobles suelen ser mucho más espaciosas. También, debéis tened en cuenta que estáis empezando desde cero en Londres, de modo que cuándo os ubiquéis en la ciudad, tengáis un trabajo y sepáis más o menos cuánto ganáis y cuánto os sobra, os podéis replantear la opción de alquilar dos habitaciones individuales o, incluso, un estudio o un apartamento.

 

Para lo que sois tres, se puede aplicar lo dicho para las habitaciones dobles, pero compartiendo una habitación triple. Pero nunca os alquiléis una plaza en una habitación triple sin conocer a las otras dos personas, porque convivir y dormir cada día con dos personas desconocidas nunca sale bien. Y si, como os hemos contado antes, alguna de las otras dos personas o las dos desaparecen, os quedaríais pagando una habitación carísima.

 

El tema de los Council Tax así como el resto de los gastos están siempre incluidos en el precio de las habitaciones que os detallamos en las siguientes secciones. Lo bueno de esto es que siempre vais a pagar lo mismo por vuestro alquiler, a diferencia de las casas que se alquilan un grupo de gente, dónde además de tener que pagar los gastos, tenéis que pagar más o menos renta a la semana según las personas que viváis en la casa en ese momento, de modo que si se van muchas habitaciones a la vez, os tendréis que volver locos buscando a nueva gente o perderéis bastante dinero ese mes. También tened en cuenta que en los pisos con los que trabajamos, recuperáis el depósito de manos de vuestro caser@, cuándo finalizáis vuestro contrato sin necesidad de buscar a otra persona que os reemplace y que os del dinero, lo que suele traer más de un quebradero de cabeza, porque si os tenéis que volver a España y no aparece nadie, lo perderéis seguro. Ah!!! Y siempre se paga semanalmente o cada dos semanas con un depósito de sólo dos semanas a diferencia del mes por adelantado más el mes de depósito que te suelen pedir en cualquier sitio en Londres.